La falta de movilidad puede provocar en personas con discapacidad la aparición de las temidas escaras o úlceras en la piel provocadas por estar siempre en la misma posición. 

Las escaras también reciben el nombre de úlceras por presión. Se producen cuando la piel y el tejido subyacente resultan dañados. En los casos muy graves el músculo y hueso también pueden lesionarse.

Por suerte, la tecnología ha evolucionado dando lugar a la creación de colchones y cojines que ayudan a que éstas no aparezcan. 

Contamos con cojines antiescaras de aire, de espuma y viscoelástica y de gel, para ajustarlo a las diferentes necesidades de cada persona.

  Pregunta por ellos sin compromiso.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted